Y SE ACABÓ LA PESADILLA

Por: Luis Jorge Guerrero Rivero

Cuando el Unión Magdalena descendió en 2005, luego de un semestre desastroso; el fútbol era distinto, en Colombia no había un canal privado que transmitiera todos los juegos del fútbol profesional. Estaba RCN Televisión que transmitía los fines de semana uno o dos de los juegos con mas importancia de la fecha; uno de esos juegos, en etapa de cuadrangulares semifinales de 2002, fue la espectacular goleada que el Ciclón le propinó al encopetado Deportivo Cali del Pecoso Castro que contaba entre sus filas con Giovanni Hernández. En esa ocasión el “Mono” Herrera, Vilarete y La “Puya” Zuleta se desquitaron de la derrota 4-1 ocurrida en la fecha anterior en el Pascual Guerrero, con un contundente 6-0 que lo ponía con buenas posibilidades de disputar la final de ese año. Algo que desafortunadamente no ocurrió.

En fin, en esas épocas en Colombia solo había dos canales principales y muy pocos partidos tenían la posibilidad de ser vistos por televisión, así que los aficionados de los equipos sin tanto rating, nos teníamos que conformar con las transmisiones de radio y luego, con las reseñas en los periódicos, cuando el equipo de nuestros amores jugaba de visita.

Los samarios nacidos de 1998 para acá, muy poco han tenido la oportunidad de vibrar con el Unión Magdalena, sus pobres campañas en la primera B y sus permanentes cambios de sede, no permitieron que una hinchada como tal, se consolidara, ellos, ante la avalancha mediática del fútbol mundial, prefirieron ser hinchas del Real Madrid, Barcelona, Manchester y la Juventus, principalmente porque los sentían, por más paradójico que sea, mas cercanos, y como no, los noticieros, periódicos y en la última década las redes sociales, informan cada minuto todos y cada uno de los detalles de estos equipos y muy poco del equipo de la bahía mas hermosa de América.

Los hinchas de antaño, que disfrutamos de las mieles de la victoria en el emblemático Eduardo Santos, que con su fuerte brisa y hasta con un morrito que nos dio una clasificación, se convirtió en una fortaleza difícil de batir; vamos a vivir algo que nunca hemos podido, ver todos los juegos de nuestro equipo del alma. En este primer semestre del 2019, disfrutaremos sentados en nuestras casas o algún bebedero cercano, las jugadas y goles del equipo azulgrana, ya sea jugando en el Pascual Guerrero, Atanasio Girardot o el Nemesio Camacho el Campín. Ya atrás quedaron, los viajes a Turbo, Villavicencio y  hasta Popayán para jugar a las 11  de la mañana.

En el segundo semestre será otra cosa. El negocio del fútbol se ha convertido en algo enorme, con millones de dólares de por medio y ahora a partir de junio buscarán más, ya que solo el que pague podrá ver esos partidos. Injusto para los de antes, pero muy normal para los que vienen, que entienden y aceptan los modelos de suscripción.

Unión 2018 6

Foto: El Informador

Para los de antes, los de siempre, lo del canal de suscripción podría no significar nada, de pronto seguirán esperando la hora del partido, ya no solo los domingos a las tres, para prender su radio y escuchar a Emiro, o a Corvacho,  narrar las jugadas de nuestro ciclón en la A y vibrar con los cantos de  gol que sus gargantas tantas veces nos han hecho emocionar.

Todo el juego ha cambiado, y lo que pasa alrededor de él también, los hinchas interactúan directamente con jugadores y cuerpo técnico a través de redes, la venta de entradas la puedes hacer con un click y la forma como nos enteramos de lo que pasa con el Unión se ha transformado con la llegada de nuevas tecnologías. Ahora entramos a Facebook, Instagram y twitter, en donde tenemos a páginas como los Primos del Ciclón que día a día, tratan de mantener a la fanaticada informada de todos los detalles de los jugadores y el equipo en general. Y es labor de esos nuevos medios de comunicación, tanto de los tradicionales, estar atentos a las nuevas generaciones y así se pueda cultivar la nueva hinchada, ese factor fundamental que incide muchas veces en el desempeño y motivación de los jugadores y el resultado del equipo.

Unión 2018 7

Foto: Hoy Diario del Magdalena

Esa nueva hinchada que debe aprender a querer, a seguir y alentar a un equipo con pocas glorias pero mucha historia, con pocos trofeos en la estantería, pero con un recorrido en el fútbol profesional colombiano comparable al de los grandes. Lo de la B, debe ser ya un mal recuerdo y a partir del 2019, se debe empezar una nueva historia que nos traiga nuevos éxitos, para que el color azulgrana brille con todo su esplendor en las faldas del  Sierra Nevada, su nueva casa. Sopla ciclón por siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: