PRETEMPORADA AZULGRANA 2017

Por: Luis Jorge Guerrero Rivero

El pasado viernes 27 en la ciudad de Cartagena terminó la participación del Unión Magdalena en el cuadrangular amistoso Bolívar Sí Avanza, patrocinado por la gobernación de este departamento costeño y en el que participaron los equipos del Real Cartagena, La Equidad y Atlético Bucaramanga.

El conjunto bananero ocupó el tercer puesto con 3 puntos, producto de una victoria sobre el Bucaramanga y dos derrotas, la última con goleada 4-1 contra la Equidad; 2 goles a favor y 6 en contra fue el saldo del desempeño del equipo de la bahía.

img_20170129_163401.jpg

Foto: primos del ciclón

En la afición azulgrana, esperanzada e ilusionada con los cambios en la administración y la forma de hacer las cosas en la institución deportiva de parte de su nuevo presidente Eduardo Méndez, esperaba que este cuadrangular empezara a mostrar qué podría lograr el grupo de jugadores de cara al torneo de ascenso 2017. Era la oportunidad de ver en qué nivel llegaban los refuerzos contratados y cual era la propuesta futbolística de los dirigidos por el argentino Gustavo Onaindia.

Desafortunadamente, a pesar del prometedor inicio con victoria ante el Bucaramanga 1-0 con gol de Anthony Otero, el Unión dejó mas dudas que expectativas y ya la afición empieza a desesperarse ante el pobre desempeño mostrado, sobre todo en el partido de cierre ante la Equidad cuya goleada fue televisada a nivel nacional y aterrizó de un golpe las esperanzas y anhelos de la hinchada azulgrana.

En la segunda fecha el Unión Magdalena jugó en el Carmen de Bolívar ante su rival de patio esta temporada el Real Cartagena y aunque perdió, el conjunto utilizado no era el que se supone el titular y varios de los refuerzos más destacados no fueron tenidos en cuenta para darles descanso luego de haber jugado 48 horas antes. La derrota 2-0 ante los heroicos fue tomada como una lección para seguir afinando detalles y terminar de estructurar el estilo de juego colectivo; determinar el nivel de todo el plantel para enfrentar no solo el torneo sino igualmente la Copa Colombia, competencia donde nunca se ha tenido una participación destacada.

Ante el equipo de Arturo Boyacá, ex-técnico unionista, se esperaba que los nuevos refuerzos demostraran el nivel y habilidades por lo cual fueron contratados, que las 5 semanas previas de entrenamientos mostraran algo de lo que se vería este 2017 y diera bases a este sueño de ascenso 2017.

img_20170129_163355.jpg

Foto: Primos del ciclón

Nada mas alejado de la verdad, en este último juego se vio un muy pobre desempeño en todas las líneas, una zaga central lenta y descoordinada, fácilmente superada por el ataque asegurador, el ataque por las bandas fue un constante dolor de cabeza; los laterales no defendían y las proyecciones en el ataque no generaron el mínimo peligro.

En la portería, Miguel Vargas no dejó buenas sensaciones; se espera eleve su nivel y que transmita seguridad al resto del equipo para que desde el mismo arco se consolide una defensa firme, constante y capaz de repeler con dureza los ataque rivales, factor ausente en este juego.

En el sector medio de recuperación hubo mas faltas  y torpeza que contención y ese primer pase necesario para generar juego de ataque muy pocas veces se vio. En este aspecto Canchila no estuvo al nivel que un hombre de su experiencia y trayectoria debería. El planteamiento ofensivo propuesto por Onaindia no se plasmó en el campo de juego, hecho evidenciado en el desespero e incredulidad del argentino ante lo que veía en el terreno; movía la cabeza, levantaba los brazos y caminaba cabizbajo de un lado para otro tratando de encontrar la fórmula para que los jugadores aplicaran sus instrucciones.

En la delantera, el atacante samario Otero tuvo una muy mala noche al desperdiciar dos claras opciones de gol y el paraguayo Prieto aunque trató de ser colectivo y de hilvanar jugadas de gol fue poco lo que pudo hacer ante los defensores del equipo capitalino.

En conclusión, los ajustes a realizar son bastantes y profundos, este equipo con este desempeño poco podrá hacer en el torneo y deberá cambiar radicalmente la parte física y mental a fin de conseguir un nivel de juego que permita pensar en que es posible la consecución del objetivo de ascenso. Magangué ha acogido de manera excelente al Unión y la temperatura se espera sea aliada en cada una de sus salidas de local, pero falta solidez defensiva, vocación de recuperación y contundencia en el ataque si se quiere pensar en posibilidades reales, los demás equipos se han reforzado muy bien y equipos como Pereira, Fortaleza, Chicó, Cúcuta y Quindío serán rivales de peso y con un equipo como el se mostró el partido del viernes poco o nada podremos hacer.

Son partidos de preparación, para eso es la pretemporada, no es el fin del mundo y esto no significa que todo esté acabado, pero también es cierto que la paciencia de los hinchas y seguidores es cero ante tanto tiempo en la segunda división y que la ilusión generada por los cambios hace que este tipo de derrotas sean mas frustrantes aunque sean en juegos amistosos.

Onaindia no prometió ascenso, prometió trabajo, así que esperamos que así lo haga y éste dé sus frutos y que la cara del Unión Magdalena en el torneo sea muy, pero muy diferente a la mostrada la semana pasada, confiamos en ti ciclón, a soplar se dijo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s