CUADRANGULARES SEMIFINALES: Unión Magdalena gana y espera

Las tribunas del Estadio Municipal de Ciénaga estuvieron casi vacías, los hinchas magdalenenses no tienen mucha fe en que su equipo, El Ciclón Bananero, logre lo que ningún equipo en el torneo ha logrado en cuadrangulares semifinales: ganarlo habiendo perdido sus dos primeros partidos. En las gradas solo estaban los mas soñadores o los mas masoquistas, y así inició el encuentro de la fecha cuatro de los cuadrangulares semifinales en el que el Unión Magdalena agonizante enfrentaba a un Leones eliminado y con un equipo con varios cambios con miras a lo que será para ellos la temporada 2016.

El partido inició con paridad en las acciones entre ambos equipos, aunque la escuadra bananera fue mas incisiva y tuvo algunas aproximaciones al arco del cancerbero Estrada, quien en esta ocasión defendió el pórtico de Leones en lugar del titular  Figueroa; fueron cuatro los tiros a puerta que realizaron los jugadores del Unión sin mayor peligro.

A pesar de esto la primera opción clara de gol fue de Leones con un tiro que estrelló en el palo el equipo visitante y puso en peligro la valla del arquero Miguel Solís. Luego de esto Leones aguantaba y esperaba para sorprender con salida rápida de Luis Suárez, jugador magdalenense y quien fue el peligro constante para el Ciclón y durante estos minutos fue mas el equipo visitante.

La tribuna alentaba intermitentemente, el calor aumentaba y el equipo no encontraba el camino de gol, el empate no servía, de ahora en adelante para el Ciclón solo sirve ganar y al minuto 37 Peralta desaprovechó una oportunidad clara de gol al mandar afuera con un cabezazo con el arco solo. Los nervios de punta y los ánimos prendidos, la hinchada iniciaba con los insultos y arengas, despertaba un poco y trataba de que el equipo también lo hiciera.

Durante ese primer tiempo Viveros, volante ofensivo del Unión metía, corría y trataba, pero su individualismo no permitía que llegara el gol, pero de un momento a otro eso no importó, las bocas callaron por un tremendo zapatazo de 38-40 metros con una curva exquisita y que ponía a delirar a Ciénaga completa, GO-LA-ZO si señores, ese gol ponía arriba al Unión y daba tranquilidad para el resto del primer tiempo.

El Unión entonces se animó y tomó las riendas del partido, generando mas fútbol y opciones de gol y al minuto 45 es Oscar Villareal quien estrellaba el esférico en el travesaño y se ahogaba una vez mas el grito de gol de los fanáticos bananeros. Termina el primer tiempo y los equipos se van al descanso para analizar como rematar el partido.

Los hinchas aún no confiaban, un gol no era diferencia suficiente, sobre todo con una defensa que en estos cuadrangulares había encajado seis goles en la primera vuelta y no había sido capaz de responder en el juego contra Fortaleza, pero las cosas estaban de esa manera y solo quedaba alentar. Pitan pitan pitan cantaban los gaireros, los cienagueros y la poca hinchada que fue esta tarde a ver al equipo.

Inicia el complemento y el Unión como casi siempre en esta temporada sale con una actitud mas ofensiva, buscando con mas ahínco el arco rival y marcar la segunda anotación que le diera la tranquilidad. Pero a pesar del dominio, Leones en una desatención de la defensa y con el talentoso Luis Suárez (no, no es el Mordelón) casi empata en doble jugada, primero salva Solís y luego pega en el palo para irse a la raya final y paralizar los corazones de los fanáticos. Se viene el miedo nuevamente y se viene Leones a campo del Ciclón y la victoria parecía que se iba, que la ilusiones se iban, que el sueño de ascenso se esfumaba. El Ciclón  había amainado y los Leones parecía iban a devorarse la conjunto azulgrana.

Peralta tuvo otra oportunidad para el equipo local pero nuevamente no fue efectivo, la pelota la había perdido el Unión y Enrique Correa no aparecía, Viveros a pesar del gol no tenía incidencia mayor en el partido. Los cambios llegaron y sale Hinestroza para darle lugar a Debray Blanco, el Unión insistía pero sin orden,  hasta que el goleador se acordó donde estaba el arco y le dio tranquilidad al onceno magdalenense poniendo el 2-0 y liquidando el partido.

Pero el Unión quería más, quería darle otra alegría al pueblo y por eso el técnico Carlos Silva mandó al terreno de juego a Hansel Zapata y a Luis Hurtado, el equipo de Leones ya con 10 hombres, por la expulsión de Asprilla por falta sobre Viveros, aguantaba atrás y el Unión se volcó al campo rival en busca del tercero. Y este llegó a través de Zapata en el minuto 89 para dejar cuentas claras y alcanzar los 6 puntos que aún dan esperanza.

Aún quedan dos partidos, aún se depende de los resultados, la clasificación es casi imposible, pero el sentimiento por esos colores y la esperanza  no dejan que se claudique, al equipo le toca estar jugando dobles partidos, uno en el que están y el otro del grupo, Pereira y Fortaleza no pueden llegar a 12 puntos para que la proeza tenga alguna posibilidad. Ningún equipo ha ganado un cuadrangular semifinal habiendo perdido sus dos primeros juegos, será el Unión el primero?

El Ciclón bananero ha clasificado a sus tres finales con 12 puntos en el 2008, 11 puntos en el 2012 y 12 puntos en el 2013. Ya se ha hecho, aún agoniza, pero aún hay vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s