CUADRANGULAR SEMIFINAL B: UNIÓN MAGDALENA RESIGNA SUS POSIBILIDADES DE ASCENSO

Unión magdalena en un partido intenso perdió 3-2 ante Fortaleza y prácticamente depende de un milagro para ganar el cuadrangular B que da el tiquete al ascenso. En dos oportunidades el equipo bananero se fue al frente en el marcador y no fue capaz de sostener la diferencia por sus errores defensivos y al minuto 90 Ibargüen liquida de cabeza anotando el gol del triunfo local.

La necesidad de ganar del Unión Magdalena era imperiosa, los hinchas tenían claro que luego de la derrota ante Pereira no había mañana si el equipo no conseguía la victoria y que si no llegaba hoy lo mas probable era que se seguiría con el tormento que durante 10 años se ha padecido; continuar en la B.

El equipo inició el partido replegado en su campo y el local tuvo el dominio del balón durante los primeros 15 minutos, en donde  el arquero Miguel Solís emergió como figura del Ciclón atajando cuatro balones con peligro de gol, el equipo se defendía de la  arremetida de Fortaleza y no había tenido ni un solo tiro al arco local. Hasta que al minuto 19 después de una veloz carrera de Peralta en donde le cometen falta al borde del área es Viveros quien magistralmente cobra con su pierna derecha el tiro libre y pone el 0-1 para sorpresa de los dirigidos por el técnico Nilton Bernal quienes tenían plenamente controlado al Unión.

Después del gol, Fortaleza se perdió un poco y el Unión Magdalena tuvo mayor posesión del balón, el cuadro local apretó luego y se vino nuevamente encima hasta que al minuto 33 encontró premio a esa intensidad y es Kevin Londoño de cabeza, quien pone el empate 1-1 producto de un centro por izquierda.

Precisamente fueron los centros al área los que se convirtieron en el arma letal con el que Fortaleza puso en aprietos a la defensa visitante. Tres centros de costado y tres goles. El primer tiempo termina igualado a uno pero con el control de Fortaleza y con el Unión aguantando.

Iniciando el segundo tiempo, al tercer minuto, un centro por la izquierda que cae en el área del Fortaleza y que no puede ser controlado por los centrales le queda a Oscar Villareal, quien con gran técnica la para y la patea por encima del arquero con un suave toque para poner nuevamente al Ciclón arriba en el marcador 1-2 y devolviendo la esperanza de que se podía ganar el partido y recuperar los puntos perdidos en casa. Pero la alegría no duró mucho y consecuencia nuevamente de errores defensivos, de un mal rechazo de la defensa, de la no aparición oportuna de los volantes de marca para despejar el rebote, Kevin Londoño anota el empate y el segundo en su cuenta personal.

Después del empate y ante la necesidad de ganar para no alejarse del Pereira, Fortaleza se vuelca al ataque dejando espacios atrás que permitió que el Unión Magdalena creara algunas opciones peligrosas en el área y que diera la impresión de que el triunfo estaba cerca para el once magdalenense. Aún así es el Fortaleza quien crea la opción mas clara por una mano de Guillermo Sierra en el área que generó pena máxima y la expulsión del defensor bananero dejando a su equipo con 10 jugadores. El encargado del cobro fue Edis Ibargüen quien la manda por encima desperdiciando esa gran oportunidad y poniendo gran presión a su equipo ante la urgencia de la victoria. El Unión controló bien el juego luego, y parecía satisfecho con el resultado aunque necesita ganar,  así transcurrió el último cuarto de hora del segundo tiempo y todo apuntaba a que el empate sería el resultado final.

Pero nuevamente Fortaleza utilizó su arma mas efectiva y con un centro desde la izquierda es Edis Ibargüen quien se desquita del penal errado y pone a ganar a su equipo 3-2 y lo encumbra junto con el Pereira con seis puntos, en lo mas alto del cuadrangular B de las semifinales del torneo Águila y dejando para la próxima fecha gran parte de la definición de este grupo.

El Unión Magdalena a pesar de un buen planteamiento inicial, dejó escapar la oportunidad de aspirar a ganar este cuadrangular, los errores defensivos fueron garrafales, los centros de costado fueron un dolor de cabeza para la defensa y las bandas fueron aprovechadas por Fortaleza para generar el peligro que originaron los goles y la derrota hace parte de esa nefasta estadística de que el Unión no consigue buenos resultados en Bogotá.

Nuevamente la hinchada sufre, los fanáticos están desesperados y los dirigentes de este equipo no parecen entenderlo, es una pesadilla de la cual aún no se despierta y que continuará hasta el 2016, el apoyo ha estado, la hinchada no se ha cansado de alentar pero no parece  surtir efecto, no genera un compromiso de parte de la directiva de conformar un equipo competitivo, que logre objetivos acordes a la historia de este plantel, que consiga el ascenso y permita que la sirena del Ciclón Bananero suene ante los grandes. Por el momento, el sueño queda aplazado otro año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s