EMPATITIS Y EN LA CUERDA FLOJA

Empató nuevamente el Unión primo, empató y no fue un resultado muy beneficioso para los intereses del Ciclón de asegurar la clasificación a los cuadrangulares semifinales. La derrota en simultáneo que sufría el Fortaleza ante Expreso Rojo y el empate previo de Universitario de Popayán, de local y quien es nuestro próximo rival en Ciénaga, daba la posibilidad , de logar el triunfo, del ascenso de nuestro equipo al quinto lugar de la tabla de posiciones al alcanzar al equipo caucano y tener mejor diferencia de gol.

El partido inició con aproximaciones de lado y lado pero sin opciones realmente claras y así transcurrieron los primeros 20 minutos, a partir de ahí el equipo local comenzó a arrimarse y a crear opciones de gol en donde, como ha sido durante toda la temporada, el arquero Solís emergió como salvador de las huestes bananeras. El primer tiempo terminó con muy poca acción y el arco no se abrió para ninguno de los dos equipos.

El segundo tiempo inicia con el cambio de Hansel Zapata por Leonardo Jolí para tener mas poder ofensivo y así fue porque el Unión inclinó el juego a su favor y prácticamente acorraló al equipo local y generó las mejores opciones de gol pero no se pudo concretar en gol ninguna. Zapata, Marín, Peralta y Viveros intentaron e intentaron infructuosamente vulnerar el arco del Real Santander y una y otra vez fracasaron en el intento. Podríamos decir que el Unión hizo todo lo necesario para lograr ganar, menos lo obvio, el gol. Durante toda la temporada hemos padecido de la falta de definición y nos está pasando factura, así como hemos tenido arquero, nos han faltado delanteros.

Luego vinieron los cambios de John Jaramillo por Mauricio Marín y al minuto cuarenta el de Oscar Villareal por Enrique Correa, los cuales solo fueron de trámite porque el juego se vino a menos y no lograron que el Unión alcanzara el tan necesario y luchado triunfo. El partido terminó con una opción de tiro libre que Viveros estrelló contra la barrera, estrellando también las ilusiones de los hinchas bananeros y los primos del ciclón de volver a la victoria luego de tres fechas.

El empate deja en una situación bastante delicada al equipo en la medida en que Quindío está a un punto nuestro y juega mañana de visitante contra un equipo de Bogotá eliminado; de llegar a ganar el Quindío nos sacaría del grupo de los ocho y empezaríamos a depender de otros resultados, cosa indeseable para cualquier equipo e hinchada.

Al igual que el partido de hoy el partido contra el Universitario de Popayán es de vida o muerte y en el cual el empate es impensable, se debe volver a la victoria y ganar los tres partidos restantes para asegurar la clasificación y esperar que el Quindío no logre el triunfo mañana.

La hinchada espera que el equipo esté consciente de esta situación y el domingo salgan a morir en la cancha, a definir ese partido con contundencia y seriedad y podamos gritar estos goles que tenemos atragantados , goles que den tres puntos, goles que nos perfilen hacia la clasificación, vamos ciclón a ganar!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s